Cuando cambiar la cadena de nuestra bici

By | 17 junio, 2014

Piezas de carbono, tornillos de titanio, frenos hidraulicos, múltiples piñones en espacio reducido, cambios electrónicos y una larga lista. Los componentes de nuestras bicis están en constante evolución.

Las cadenas no quedan exentas de las mejoras tecnológicas, han evolucionado mucho al igual que todos los componentes de nuestras naves. Pero a pesar de los diversos inventos para sustituirla,  los fabricantes siguen apostando a la clásica cadena con eslabones.

Hoy en día la cadena es unos de los componentes claves en nuestro sistema de transmisión, es el elemento a brindarle un minucioso mantenimiento para velar el correcto funcionamiento.

Porque se estira la cadena.

La cadena esta formada por eslabones, esos eslabones están unidos entre sí por los extremos. En esas uniones encontramos pernos que atraviesan bujes, lo que permite a la cadena tener movimiento entre eslabones.  Con el uso esos bujes comienzan a gastarse, lo que  provoca que la distancia entre eslabones sea mayor.

 

Porque cambiar la cadena

El largo total de la cadena es mayor al cambiar la distancia entre eslabones. En consecuencia cada eslabón no “calzara” de forma óptima en los dientes de los piñones y coronas.

Seguir usando una cadena que ya pide el cambio hará que los dientes se afinen y llegará un momento en que no podremos pedalear cómodamente sin fallos. Concluyendo en un cambio de transmisión completa, con la gran inversión que esto nos implica.

De ahí radica la importancia de cambiar la cadena en el momento adecuado.

 

Determinar cuándo cambiar la cadena.

La vida útil de la la cadena depende de muchos factores, la calidad de los materiales, las condiciones de uso, mantenimiento y hasta la forma de pedalear. Es muy difícil basarse en un parámetro fijo como el kilometraje o las horas de uso.  Lo aconsejable es medir el desgaste y determinar el momento óptimo de realizar un cambio de cadena.

Como medir el desgaste de la cadena.

Para medir el desgaste de la cadena podemos encontrar varias herramientas específicas, todas con el mismo propósito:  medir el largo entre 10 eslabones.

Las mayoría de estas herramientas tiene 2 extremos, que se introducen en la cadena. Estos extremos están graduados, indicando cuando la cadena esta en un largo adecuado o bien cuando ya es necesario reemplazarla.

Si no disponemos de dichas herramientas de precision, podemos hechar mano a un calibre. Si la distancia entre 10 eslabones  es mayor a 132,6mm, será necesario reemplazar la cadena cuanto antes.

 

Como alargar la vida útil de la cadena.

El recurso más eficaz para alargar la vida útil de la cadena es el mantenimiento. Si la mantenemos limpia y con un buen lubricante, los bujes de los eslabones trabajan con el menor roce y en consecuencia tendremos un menor desgaste.

Utilizar la cadena “cruzada”,( usando un piñón grande y un plato grande o un plato chico con un piñón grande), provocamos que los eslabones trabajen de una forma exigida, lo que también provocará un desgaste mayor.

De que forma cuidas tu cadena? la cambiaste a tiempo?

Deja un comentario